Alimentos Prohibidos

Muchos de los alimentos de los que disponemos de forma habitual en nuestros hogares pueden poner en riesgo la vida de nuestras mascotas. Esto ocurre porque ellos tienen un metabolismo distinto al nuestro, y sustancias que nuestro cuerpo asimila, para ellos pueden resultar tóxicas. Así que es muy importante conocerlos y tener cuidado con ellos.

Alimentos tan comunes como la cebolla, el ajo, la uva, el aguacate o el chocolate pueden ser tóxicos y ocasionar serios problemas en el organismo de perros y gatos, como es el fallo renal o una grave anemia, incluso llegar a ocasionar la muerte.

El alcohol y los productos con cafeína alteran gravemente el sistema nervioso central de nuestras mascotas, por lo que se consideran totalmente prohibidos en ellos.

Respecto a la leche, igual que sucede a muchas personas, no se recomienda su consumo ya que la mayoría de perros y gatos son intolerantes a la lactosa, por lo que al contrario de lo que se piensa,  es un producto difícil de digerir . La única leche que deben tomar es la leche de cachorro específica para perro o gato y cuando están en periodo de lactancia.

Es muy importante también saber qué medicamentos pueden o no tomar. Tenemos que saber que los antiinflamatorios que solemos tomar, como ibuprofeno, paracetamol o el ácido acetilsalicílico, son nefrotóxicos y hepatotóxicos para ellos, y les causan graves daños a su sistema digestivo. En caso de duda, y antes de darles una medicación, lo mejor es consultar con un veterinario.

Además, como veterinarios, tenemos que desmentir el falso mito de que los perros pueden comer huesos. Los huesos se astillan y pueden lesionar y perforar esófago, estómago o intestino.

Tóxicos. Emergencias veterinarias.

Tóxicos. Emergencias veterinarias.

 

Recuérdalo para evitar que tu mascota ingiera cualquiera de estos alimentos o medicamentos, y si tienes dudas, pregunta a tu veterinario de confianza para así asegurarte de que tu peludo lleva una alimentación y, por lo tanto, una vida sana.

Compartir esta información sobre los alimentos tóxicos con tus familiares y amigos puede salvar muchas vidas.