IMPORTANCIA DE LA IDENTIFICACIÓN ANIMAL

Desde hace varios años, la implantación del microchip es obligatoria para todos los perros de España.

Aunque puede parecer un gasto extra poco práctico, en realidad tiene muchas ventajas, algunas de ellas muy interesantes. En nuestra opinión, la más importante es que si nuestra mascota se pierde, gracias a su identificación podremos volver a recuperarla.

Hoy queríamos explicaros cómo actuar en dos situaciones: ante el extravío de nuestra mascota y ante el rescate de un perro perdido.

Cuando un veterinario autorizado implanta un microchip, introduce los datos de la mascota y del propietario, asociados al número del chip, en una base de datos que puede consultarse desde cualquier punto de la comunidad autónoma por un veterinario colegiado. Ese número de microchip es el mismo que sale reflejado en unas pegatinas que el veterinario os entrega con el pasaporte y también sale reflejado en la tarjeta que os manda a casa el colegio de veterinarios (una de color blanco y granate en el caso de Aragón).

Si nuestro perro se extravía debemos llamar al veterinario para que introduzca los datos de la pérdida en la base de datos de la Comunidad Autónoma (día y lugar de la pérdida, descripción de la mascota y otra información de utilidad). Puede comunicarse con su veterinario habitual o con nosotras en el caso de que se pierda por la noche o durante un fin de semana. Por supuesto, esto puede ir acompañado de carteles, difusión en redes sociales…

En el caso de que nos encontremos con un perro perdido, lo primero que hay que hacer es acudir al veterinario para que pueda leerle el número de chip. Esto se realiza con un lector, que refleja un número que al introducirlo en la base de datos nos revela el teléfono del dueño. Por supuesto, los datos son confidenciales, y sólo tiene accesos a ellos el veterinario. De esta manera, el veterinario puede localizar al propietario para informarle de que su querido amigo ha sido localizado.

En los gatos también se implantan microchips, así que si nos encontramos con un gato por la calle, también es interesante mirar si está microchipado.

¡Gracias a esto muchas familias han vuelto a ser reunidas! Difunde el mensaje, estar informado es fundamental para saber cómo actuar.