TORSIÓN DE ESTÓMAGO ¿Qué puedo hacer antes de llegar al veterinario?

El síndrome torsión- dilatación gástrica se define como su nombre indica, en un giro del estómago por completo (debido a una dilatación del estómago previa), impidiendo la vascularización que entra y sale del estómago y provocando la muerte celular de dicho órgano. Debido a este daño celular el organismo del paciente empieza a sufrir pudiendo llegar a entrar en estado de shock y seguidamente la muerte.
Es típico de razas grandes y tórax profundo, como Gran Danés, Bóxer, Pastor Alemán, Chowchow o sus cruces).
La tasa de mortalidad de esta enfermedad es alta, en los animales que se tratan está cerca del 30% (en Emvet debido a nuestro protocolo y a la experiencia de nuestros auxiliares y veterinarios es menor del 10%), en los animales que no se tratan la tasa de mortalidad es del 100%.

torsion-gastrica

Que esta tasa sea lo menor posible depende de dos factores: el acudir a un centro especializado y que el propietario la detecte lo antes posible, entonces la pregunta es ¿Qué es lo que se puede hacer en casa para ganar tiempo a esta enfermedad?
Lo primero es conocer que existe esta enfermedad y detectar sus síntomas: los síntomas son de aparición aguda (en horas!!!), el perro se encuentra inquieto, angustiado, tienen babeo y es típico que intenten vomitar pero no lo consigan. Además se detecta el abdomen dilatado y si se toca suena como el sonido de un tambor.
Ante estos síntomas, lo primero es llamar al veterinario especialista de urgencia para dar el aviso y que puedan ir preparando todo lo necesario para atender la urgencia. Y tras dar el aviso hay que llegar lo antes posible al veterinario.

El tratamiento de esta enfermedad requiere de una rápida actuación veterinaria, lo primero es evitar que el paciente entre en estado de shock y estabilizar su estado hemodinámico para prepararle para el tratamiento definitivo que pasa por intervención quirúrgica. En la cirugía se recoloca el estómago en su sitio y se valorará tanto el estado del estómago (a veces hay signos de necrosis) como el estado del bazo, ya que en mucho casos el bazo también se gira con el estómago y hay que extirparlo. Después de la cirugía es fundamental que el paciente se quede hospitalizado, mínimo durante 24 horas, para controlar las posibles complicaciones de esta enfermedad.

torsión gástrica
¿Pero hay algo que se pueda hacer en casa para prevenir esta enfermedad? Está claro que el mejor tratamiento de esta enfermedad es la prevención. Si vuestro peludo es de raza o cruce de raza predispuesta, los consejos veterinarios que podéis seguir son estos:
• Repartir su ración de comida en 2- 3 veces al día.
• Evitar que hagan ejercicio tras las comidas.
• Evitar que beban o coman mucha cantidad de golpe.
• Evitar las situaciones que puedan suponer un estrés para ellos, ya que en situaciones estresantes pueden tragar aire y dilatarse el estómago.
• Existe una cirugía preventiva: se llama gastropexia que consiste en que el estómago se quede sujeto al peritoneo para evitar que se dé la vuelta. En nuestro centro, durante la misma intervención quirúrgica de torsión gástrica siempre la realizamos para evitar que vuelva a producirse. Y siempre lo aconsejamos en pacientes que sufren dilataciones de estómago frecuentes.